Pertinencia Social y Curricular

El término pertinencia fue introducido por la Unesco (Conferencias Mundiales sobre la Educación Superior 1995, 1998, 2009) afirmando que la pertinencia de la educación superior debe evaluarse en función de la adecuación entre lo que la sociedad espera de las instituciones y lo que éstas hacen. El Desarrollo conceptual del término nos lleva a determinar que el sentido de adecuación mencionado debe contener en sí mismo una concepción de justicia social. La pertinencia hace referencia a la institución, a los programas universitarios y a todos los proyectos de vinculación social.

Entre las finalidades del proyecto TO-INN está establecer el debate y, concretamente, revisar y reformular los currículos existentes para la formación de docentes para adecuarlos a necesidades sociales en base a una concepción de justicia social y centrados en los ejes del propio proyecto.

Para una adecuada implementación partimos de la base de lo que entendemos por pertinencia curricular de los programas que ofrecen las IES: un currículo que es sensible, en su diseño y en su desarrollo, tanto a los intereses y demandas de los diversos contextos sociales, culturales y productivos en los que se inserta (pertinencia social) como a las necesidades de, aprendizaje, y de desarrollo personal e intelectual de los/as estudiantes universitarios/as (pertinencia curricular).

Para lograr unos currículos pertinentes social y curricularmente deberíamos partir del conocimiento exhaustivo de la sociedad para la cual se desarrolla el currículo y de la finalidad social para el cual se diseña. Así mismo, valores transversales tales como la libertad, la tolerancia, el respeto, la igualdad entre géneros, la equidad y la justicia social dibujarán el modelo de ciudadano que se pretende alcanzar.